clases-de-manejo-coyoacan

Sin categoría

El día que decidí aprender a manejar

4 Sep , 2017  

Hola a todos los que están visitando mi blog. A los viejos acompañantes que han seguido mi trayectoria, y a los nuevos que apenas están conociéndome. Les aseguro que no se sentirán defraudados, y cada recomendación que aquí se hace sirve para algo o para alguien. ¡Así que comencemos!

Tengo veintitrés años y no sé manejar. Esto antes no hubiera sido una declaración tan impresionante —no obstante— en esta época siento que confesándolo estoy en un grupo selecto de bichos raros que no se han incorporado a las necesidades modernas. Cada vez que voy a un grupo nuevo y lo digo me voltean a ver con una extrañeza sorprendente, o se ofrecen solícitos a enseñarme a manejar; sin embargo, jamás se quieren aventar el paquete de prestar su coche para dichas clases que jamás llegan.

Por eso decidí que ya era momento de aprender —puesto que entre más edad tengo— mis necesidades van en aumento, y los trayectos que debo realizar se vuelven más largos. Ha dejado de bastar saber usar el transporte público, y mis padres desde hace mucho tiempo dejaron de darme aventones.

intermontana

Por ende, comencé una ardua búsqueda de clases de manejo coyoacan, ya que ésta es la zona por la que vivo. Sin embargo, las opciones parecían ser interminables, y no tenía idea cuál era la mejor, o al menos la que más se adaptara a mis necesidades. Ya había intentado aprender con mi mamá, lo cual fue una experiencia traumática, dado que ella se puso demasiado nerviosa, y solamente consiguió tensarme, y hacerme bajar del coche mentándosela a quien se le ocurriera pasarse por mi camino.

Así que por el bienestar de la relación con mi madre y de mi autoestima dejé de posponerlo. Como mencioné, intenté buscar por mis propios medios en internet, pero llegué a la conclusión que me sentiría más cómoda yendo a un lugar que ya hubiera sido probado por mis conocidos. Recordé que mi mejor amiga había aprendido con mucha rapidez en una agencia de este tipo, por lo que aproveché a preguntarle.

Fue ella quien me recomendó Intermontana, una empresa que se dedica a enseñar a manejar ya sea en estándar o en automático. Llevo pocas clases, pero estoy encantada y por eso me atrevo a recomendársela a ustedes, mis queridos lectores. El trato es cordial, y los instructores logran que te sientas segura y cómoda con ellos.

No sé que tipo de coches hay, si son Honda o Ford, porque como podrás suponer no es mi fortaleza este tipo de asignaturas. No obstante, funcionan todos a la perfección, están muy bien cuidados, y tienen todos sus registros en orden que ayudan a comprobar su calidad, y te dan la seguridad de que no dejarán varado en la calle.

Deja un comentario en la parte inferior de la página si te pareció interesante esta información y te responderé enseguida. Por favor, comparte con todos tus amigos en tus redes sociales si crees que a ellos les puede interesar o servir. Muchísimas gracias por leerme, y no olvides estar al pendiente de la información que estaré trayendo para ti. ¡Hasta la próxima!

 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

www.000webhost.com